Alba tuvo una Cita (sí, leíste bien CITA y no de las que van entre comillas)

Ayer salí con un chico. Si, ya sé, sinceramente no pensé que fuera a llover tanto después de eso. Yo también la sufrí a la lluvia eh! Igual pido las debidas disculpas por mi parte. En fin, para salvaguardar la identidad del chico en cuestión vamos a suponer que se llama Vladimir.

Vladimir no es un chico cualquiera. Ahora van a entender por qué lo digo...

Vladimir es un chico que cayó cual paracaidista en mi rinconcito de "la interné". Me contactó por facebook porque le gustó lo que escribo (?) y decidió invitarme (de la mismísima nada) a una fiesta que hacía con sus amigos. Me cayó medio extraña la invitación pero no le dí mucha importancia puesto que obviamente no iba a ir.

Yo fui algo evasiva y Vladimir, que no es ningún boludo, fue algo perspicaz y decidió insistir un poquito. Intentar nuevamente a ver qué pasaba porque tenía ganas de conocerme. Para mi sorpresa, y supongo que la de él también, accedí al encuentro. Me costó sostenerlo durante los días, casi me arrepiento un par de veces pero finalmente salí con él anoche.

Como todo un caballero, me pasó a buscar por mi casa porque era tarde y hacía frío para que fuera sola hasta el bar donde había elegido ir.  

Los detalles de la salida me los voy a guardar para mi, pero me gustaría compartir algunas cosas que aprendí de mi que me pueden llegar a ser útiles para la vida. Y eso es muy importante. A saber:

- Abrir los ojos demasiado asusta a las personas. A menor distancia, mayor susto.

- Los IPods no se rompen de mirarlos.

- Parte del desempeño de los psicólogos consiste en "leer" a las personas.

- Tengo que aprender a no usar twitter como herramienta para conversar con mi mejor amiga porque el resto del mundo puede ver cosas que no corresponde que vea.

- Para resguardar información tengo que aprender a tener "cara de poker" en ciertas  circunstancias y no dejar que mi cara hable sola como si tuviera carteles luminosos en la frente cual casino en Las Vegas. Es casi como tener el globito de las historietas encima de la cabeza que diga lo que estás pensando. Maravilloso. Estupendo. Fabulantástico.

¿Me pasará esto último porque yo cuando era niña pensaba que los globitos esos de las historietas existían de verdad sobre mi cabeza y la gente podía ver lo que yo pensaba?

3 valientes me dicen...:

Guerrero de luz | 31 de julio de 2010, 1:02

Me alegrooooo por la citaa, ya es hora que salgas aunque se que no te gustaaa :P

p.d.: no se me actualiza tu blog en mi escritorio , por eso me perdi los ultimos 4 posts :(



besos....

Alba | 31 de julio de 2010, 12:58

Gracias Guerrero!

Por eso salí. Dicen que el que no arriesga, no gana, vió?

Hubo que poner huevo y salir.

Ricardo J. Román | 31 de julio de 2010, 15:35

Tienes toda la razón, debemos siempre arriesgar...

Besos, guapa.