Y para mí tampoco...

Para el único que hay amor acá es para Gato. Ni para mí, ni para nadie más, solo para Gato. 

La nueva tortura, (bah no es nueva, solo ha adoptado una nueva forma) es visitar blogs y ver qué tanto mejores son que el mío. Al parecer, y esto sí ya lo sabíamos, me encanta compararme.

- Vaya novedad, Alba. Ya me tenés un poco harta con eso eh, te digo. ¡Pará de compararte con el resto del mundo! ¡Por favor te pido! ¿Si? Eso no nos hace ningún bien. Si el resto del mundo se tira por la ventana, ¿vos también lo vas a hacer? ¿Eh? ¿Eh?
-…
-Dale nena, contestáme.
-¡Ese ejemplo no aplica!
- Ok…

Los otros blogs tienen nombres más lindos, son más interesantes, están mejor escritos, son más lindos.

- ¡Dijiste lindos dos veces!
- ¡¡¡Uf chee!!! ¡Dejáme en paz! Adfjkladjfk. ¡No sé cómo hago para aguantarte!

No hay vuelta que darle. El pasto siempre es (fue y será) más verde del otro lado del cerco.

3 valientes me dicen...:

andreita | 24 de marzo de 2010, 19:50

¡No comparto!

¿Y si en vez de compararte mejorás (al menos intentás) lo que no te hace felíz de tu lado del cerco?

Recordá también que: "no todo lo que brilla es oro", digo, porque quizás no llegás a ver bien del otro lado del cerco =)

Beso leidi!

Marquitos | 24 de marzo de 2010, 22:54

¡Discrepo!

y lo digo simple a mi me gusta mas tu blog que el mío! ... para que me creas ahora te agrego a donde dice: blogs mejores que el mio en mi blog! jajaja

Alba | 24 de marzo de 2010, 23:03

Marquitos que alegría verte por aqui una vez más!

Muchas gracias por agregarme a esa lista!!! Discrepo con vos pero de todos modos, gracias!

Andreita, muchas gracias por tu segundo aporte del día! Una observación para reflexionar!