El miedo es contagioso...

Contagié a mi gato. Ahora mi gato es un maricón. Un mariconazo. Cada vez que entra un hombre a mi casa sale corriendo y se esconde debajo de la cama.

No me malinterpreten, por favor. No es que todos los días traiga un hombre nuevo a mi casa... lejos de eso. El Sr. de cablevisión, los chicos que compraron algunos de mis muebles, el electricista, MI PADRE! Increible, no? Me encantaría poder hacer lo que el hace! Esto es pura envidia...

No es tan así con las mujeres. Si bien se asusta un poco, no tanto como con los hombres. Ah! La única excepción a esto es Nahuel. Nauhel es el novio de mi mejor amiga. A veces vienen a casa y a él no le tiene miedo. Seguro que porque yo no le tengo miedo a él...

Qué cosa los animalitos, no? Salió cagón como la madre!

2 valientes me dicen...:

Sofy M | 22 de febrero de 2010, 14:50

Haces bien de desconfiar de tipos exatraños!Pero yo me compraria un perro, son mas compañeros y menos cagones.Besos.

Marquitos | 27 de febrero de 2010, 15:04

Lo de menos cagones es raltivo sofy, lo digo por experiencia jajajaja